Vídeos

Loading...

07 marzo 2007

Crisis de angustia

Consiste en la aparición repentina de la ansiedad en su máxima intensidad. La típica crisis se presenta generalmente de modo repentino, sin síntomas previos de aviso. No es raro que se desencadene durante el sueño, despertándose el paciente con los síntomas en toda su intensidad.
Para tratar este problema en Barcelona consultar la web de especialistas psicologos barcelona
Estas crisis se viven por el paciente como una señal de muerte inminente, la intensidad de sufrimiento es equivalente a la de alguien que nota que lo van a matar. Se acompaña de síntomas corporales de pánico: taquicardia, palpitaciones, respiración acelerada, sensación de ahogo o falta de aliento, náuseas o molestias abdominales, mareo, desmayo o aturdimiento, palidez, manos y pies fríos, sensación de opresión precordial que en ocasiones llega a ser dolor precordial, sudoración, parestesias (sensación de entumecimiento u hormigueo), miedo a perder el control o "volverse loco" y miedo a morir.
La crisis suele durar unos minutos, pero puede persistir durante horas. Es tan viva la sensación de peligro para la vida durante la crisis (sobre todo por el dolor precordial), que el paciente acude a varios médicos no quedando tranquilo si se le afirma que no tiene nada del corazón, pues no le parece posible que síntomas tan alarmantes como los suyos no tengan una causa orgánica grave.


3 comentarios:

Barry dijo...

Si te interesa lo que digo mi blog es:
http://tengoangustia.blogspot.com

Tengo angustia desde hace 16 años. En el tratamiento de la angustia, uno de los principales problemas es que no existen caminos claros a seguir, en mis 16 años de convivencia con la angustia he seguido multitud de vías, una de las más clasicas es la aceptación: Se basa en la idea de que la angustia procede de la huida y de la lucha ante un miedo, esto es, ante diversos acontecimientos, pensamientos o palabras se produce una idea concentrada que genera lo que yo llamo susto de angustia, que provoca que el sistema de defensa reaccione tratando de huir o luchar contra la idea, dado que al ser una idea no se produce la lucha ni la huida física el resultado es que esa energía se digiere internamente generando ansiedad interna y con ello un fracaso en la evitación del mal percibido lo cual vuelve a asustar más aún, y eso vuelve a iniciar el ciclo... el ciclo: evento + susto + huida/lucha + fracaso + susto + huida/lucha + fracaso... se convierte en un circulo vicioso del que salir no es controlable racionalmente ya que todo intento de control esconde o bien una huida o bien una lucha... entonces como hacer sin hacer ? la respuesta de la vía de la aceptación es simplemente aceptar lo que haya como si fueras un observador externo, asumir que la vida no es controlable y vivir los valores individuales independientemente de que tengamos angustia o no. La aceptación se basa en que en realidad la angustia es autogenerada, es decir se alimenta de la propia energía generada en el ciclo susto + lucha/huida + fracaso + susto... de tal forma que si uno es capaz de aceptar el miedo/susto sin tratar de huir/luchar se corta el ciclo energético y finalmente se detiene.

La aceptación es una vía muy simple de entender y muy difícil de ejecutar, principalmente porque los instintos de defensa/ataque de nuestra mente se retroalimentan entre sí, y no son manipulables... generan un dolor y un cerramiento en ocasiones incompatible con nuestras relaciones sociales, laborales y nuestro proyecto de vida. Aceptar la posible paralisis, el dolor y el desapego de las sensaciones no está en manos de cualquiera y nuestra programación interna es superior a convencimientos externos o propios de cara a animarnos a aceptar.
Yo llevo muchos años practicando la aceptación, en realidad intentando aceptar aquello que más odio en mi vida, aquello que me destroza y me inhbilita, aquello que me llegó un día para recordarme que nunca más sería libre... no he tenido resultados positivos, la aceptación verdadera se fundamenta en la no busqueda de resultados, yo llevo 16 años y no he conseguido dar el salto a la aceptación verdadera, por ahora mi aceptación es simplemente aguante, algunos dicen que este es el camino... que después del aguante derrepente un día se hace la luz y llega la aceptación verdadera. A día de hoy no lo creo pero tengo una esperanza de que así sea.

La aceptación suele ser el principio y el final de muchos como yo. Yo comenzé con la aceptación, dado que no me dio solución, busqué otros caminos, después de muchos años he vuelto a la aceptación, simplemente porque no encuentro nada mejor, no me queda más remedio que seguir adelante, destrozado, dolorido... pero que puedo hacer ? nada tangible, las sensaciones y emociones no tienen mando a distancia, esperar y seguir buscando parecen ser las compañeras de la aceptación.

La aceptación, tiene como enemigo principal el deseo de salir de la angustia o de eliminarla (huir/luchar), aceptar algo es lo contrario de huir de ello o de desear aniquilarlo... ahí está el paradigma, todos los que entramos en la vía de la aceptación lo hacemos porque necesitamos quitarnos de encima la dolorosa y casi insoportable sensación de angustia, osea que para quitar la angustia tenemos que evitar el deseo de quitarla y la energia interna que deriva los procesos de eliminación, en la evaporación de este paradigma parece estar el salto de nivel del hombre libre.

rodrigo dijo...

creo que lo que he encontrado entre sus lineas me podra ayudar a superar mi angustia, toy tan triste que llego a vomitar del dolor, ojala esto se me pase ya que vivir asi no tiene mucho sentido, gracias

Rodrigo I

Nicolas dijo...

nooo! a mi me costó mucho.. esta semana me di cuenta y lo voy a hablar con mi terapeuta..
es la unica forma de sacarse la angustia de encima, eso que a uno tanto lo atormenta, hablando..
yo pense lo peor y esaba resignado a vivir con esto, pensando que jamas podría sentirme bien, de tener ganas de vivir!!!
a mi me ayudó mucho leer a freud sobre angustia neurotica... lo usé como guía para descubrir eso que tenía reprimido y luego guardado en el inconciente...
saludos y mucha fuerza , yo se que van a poder salir de estoo!!
mientras tanto paciencia!
un abrazoo!!!!