Vídeos

Loading...

18 marzo 2007

La primavera siempre trae más casos de ansiedad

El doctor Antonio Bulbena, director del Instituto de Atención Psiquiátrica, Salud Mental y Toxicomanías del Hospital de Barcelona (España), sostiene que éste es uno de esos dichos populares que la ciencia se ha encargado de validar. «La alteración será mayor en unos que en otros porque no todo el mundo es igual de sensible a estos cambios, pero la primavera y el otoño siempre traen consigo más casos de ansiedad».
Este prestigioso especialista lleva años investigando la relación entre la salud mental y fenómenos como la luz, la lluvia, el viento o la temperatura; concretamente desde finales de los 70 cuando, recién acabada la carrera de medicina y sin la especialidad aún de psiquiatría, ejercía como médico rural en un pueblo de la costa brava. «Allí predomina la tramontana, un viento intenso, racheado y ruidoso que puede durar varios días. Siempre me fascinó escuchar a mis pacientes cómo lo responsabilizaban de sus molestias y eran capaces de predecir su malestar», recuerda.
Pregunta.- ¿Acierta el refrán sobre los efectos de la primavera?
Respuesta.- El acervo popular dice más cosas de las que la ciencia puede confirmar. Muchas son exageraciones pero también hay un buen número que son aciertos simplemente no contrastados. Lo que está fuera de toda duda es que el cambio de estación, la luz, el viento y la lluvia tienen consecuencias claras sobre nuestro cuerpo y sobre nuestra conducta. Y, efectivamente, 'la primavera la sangre altera' pero también lo hace el otoño.
P.- ¿A quiénes afecta más el cambio de estación?
R.- La ansiedad es el trastorno más meteorosensible, es decir, es el más sensible a los cambios de tiempo, pero también sabemos que en los meses de primavera y otoño aumentan los casos de depresión y son más comunes los ataques de pánico, angustia, e incluso los suicidios cuando son de naturaleza violenta. El fenómeno atmosférico es importante si tenemos en cuenta que hay días en que se disparan los casos de ansiedad y otros días en los que prácticamente desaparecen. Esto no es igual en todos los países. En algunos porque no hay cambio de estación y en otros, como Japón, porque allí estas complicaciones se dan con más frecuencia en verano, según un estudio reciente.
P.- ¿Qué tienen en común las personas que son más sensibles al cambio de estación?
R.- Es más frecuente entre las mujeres. En general, porque ellas captan los cambios internos y externos con más facilidad, lo cual tiene muchas ventajas y algún inconveniente como el que nos ocupa. No obstante, debo decir que en la consulta también me he encontrado con hombres extremadamente sensibles al cambio meteorológico.
P.- ¿Cuál es el impacto del cambio de estación en pacientes con enfermedades mentales más graves como una esquizofrenia o un trastorno bipolar?
R.- Puede producirse algún efecto pero siempre es mucho menos obvio que sobre las personas que padecen ansiedad y depresión.
P.- Se tiende a creer que las conductas más violentas se desatan con el aumento de las temperaturas.
R.- Durante la ola de calor de 2003, que causó tantas muertes en Europa, decidimos analizar qué estaba sucediendo aquellos días en las urgencias psiquiátricas y, curiosamente, no vimos que aumentara la angustia o la ansiedad. Lo que observamos fue un aumento de la agresividad y del consumo de alcohol y sustancias tóxicas.
P.- ¿Qué recomendaciones siguen o deben seguir las personas con mayor riesgo de sufrir trastornos asociados al tiempo y a la estación?
R.- Cuando estos fenómenos resultan muy incómodos y revisten cierta gravedad se pueden prevenir con medicación. Disponemos de tratamientos eficaces, como los antidepresivos, que ayudan a evitar su aparición. Otro tratamiento muy eficaz es la luz. En invierno, algunas personas sufren lo que se conoce como trastorno afectivo estacional y si se les aplica luminoterapia por las mañanas se consiguen buenos resultados. El empleo de una lámpara puede lograr recuperaciones muy rápidas.
P.- La luz está también asociada al cambio de horario que tendremos en unos días.
R.- Los ritmos biológicos están muy ligados a la luz y hay bastantes personas a las que les cuesta más adaptarse al cambio de hora porque sus ritmos se ven modificados. Por eso es un trastorno tan habitual en los que vuelan de un continente a otro.
P.- Otra sentencia popular aconseja que 'cuando llueve y hace viento cierra la puerta y estate dentro'.
R.- En este caso hay más creencias que evidencias pero hemos podido comprobar cómo los días de viento de poniente coinciden con los días de más ataques de pánico atendidos en urgencias. El de poniente es un viento caliente que viene de tierra y está muy ionizado. En el Norte, lo llaman viento sur. Respecto a la lluvia, el día antes de la precipitación los pacientes con ansiedad ya anticipan y notan malestar, pero luego cuando empieza a llover mejoran. En los días lluviosos los ataques de pánico, por ejemplo, se reducen a la mitad.

4 comentarios:

Carlitos dijo...

Excelente aporte.... que explica lo que nos esta sucediendo en esta epoca..
Quisiera pedirte permiso para difundirlo en una pagina que he hecho para ayuda de personas con crisis de pánico, citando, obviamente, la fuente y poniendo un link a tu blog.
Gracias..

Dolo dijo...

Me ha gustado leer ésto, porque me sienta fatal la primavera; no así el otoño. Pero la primavera me produce mucha ansiedad y algunos años, ataques de pánico. Por eso, aunque la gente en general se sorprenda, a mí, la primavera no me gusta.
Lo que sí me gustaría saber es si sería beneficioso para las personas que acusamos este cambio, exponernos menos a la luz, siguiendo la misma lógica que lo dicho para el invierno, pero al revés.
¿Me podría contestar alguien?

Gisella dijo...

Pensé que eran ideas mías, a mi suele pasarme eso con el cabio de la estación (primavera) me angustiaba me causaba ansiedad, pánico, evitaba estar fuera de casa no toleraba la luz, siempre a la defensiva me ponía depresiva al punto de tener que consumir antidepresivos.Tu articulo me ayuda a darme cuenta que no son ideas mías si no que puede ser real.
anti anxiety drugs

fernando7523 dijo...

Hola,quisiera decir que en efecto siempre me ocurre este tipo de ataques de ansiedad y sequedad de boca,fosas nasales,,en fin una angustia impresionante como me esta pasando en este preciso momento debido a que esta cambiando un monton el tiempo y a su vez la presion atmosferica,fui a mi medico y me recomendo antidepresivos,pero la verdad soy algo reacio a ellos,,entonces me dio la opcion de tomar relejante muscular,osea calmantes,expecificamente .DIAZEPAN 5mg.,y bueno la verdad esque cuando lo tomo al ratito me encuentro mejor,pero al igual que los antidepresivos este puede resultar adictivo,por lo que lo tomo solo cuando me encuentro ansioso o angustiado,con falta de aire,cosquilleos por las manos etc..... en fin, lo que se llama la maldita ansiedad,,me gustaria saber si hay alguien con los mismos sintomas o casos parecidos,,un abrazo,y que lo sepamos llevar mejor,.....